EL TRUEKE EN TIEMPOS DE LA INDEPENDENCIA

chasquisUN TRATANTE Y UN ESTUDIANTE

Después se dirigió don Ventura a otro de los cofrades, y le dijo:

-¿Usted que profesión sigue?-

-¿Yo, señor?… tratante.

-¿En qué géneros y con qué casas trata usted? ¿Con qué hombres de bien está usted acreditado?-

-Yo cambio pistolas por relojes, y ropa hecha por caballos, o por plata; o caballos por caballos, dando o recibiendo algún ribete: doy barato y sin engañar a nadie, y hago valer las cosas al mismo tiempo con hacerla pasar por muchas manos; hago crecer la riqueza nacional con mi feliz industria. La riqueza pública no se aumenta con el precio convencional representado por monedas, sino aumentando los objetos de riqueza; produciendo para el consumo, y todavía mejor, para la exportación. Porque una torta suba de valor de un real, y una vara de bogotana al de una peseta, y unas botas al de cuatro escudos, y una ventana al de dos onzas, no por eso habrá más riqueza; sino por el contrario, más pobreza, porque el que necesita ese objeto tiene que desenbolsar el doble, viniendo a ser el pobre la víctima del sofisma…

-Y dígame, ¿usted es casado?

-Lo mismo que si fuera.

-¿Lo mismo?

-Sí, señor, porque no doy que hacer a nadie con mi estado de célibe.

-¿Y dónde es su casa?

-No tengo, porque para mis negocios, no la necesito, y yo solo, me acomodo por ahí donde cualquier amigo.

-¿Con qué persona de representación trata usted?

-Esa clase de sociedad no se rasca con los pipiolos.

-¿Lo conoce a usted algún señor de valer, honrado y de categoría, de esos que no engañan a nadie?

-No tengo la honra de conocerlos, señor.

-Pues yo si conozco a uno que a otro… En fin si usted no me acredita mañana que tiene profesión u oficio, y que tiene casa y posada conocida, o que lo conocen algunas personas de respeto por un hombre inofensivo, lo declaro vago, y lo pongo a cargar parihuela…Hasta mañana caballero.

-Pero señor, los que tiene una renta de que subsistir, o son patrocinados ¿no andan por ahí sin oficio, sin que por eso la autoridad los declare vagos ni mal entretenidos?

-De esos tiene la autoridad garantías por su conducta, y por que hay quienes los conozcan, sobre todo la policía, que tiene a su cargo la autoridad de los habitantes de una población entera. Conque hasta mañana, y me lleva usted a la jefatura dos señores que lo conozcan por hombre útil a la sociedad…

Colaboración enviada por Liborio Orejuela Mattern, truequista viajante por Mitú, Bogotá, Medellín y toda Colombia

Tomado de “El Cuento Colombiano”, autor Eduardo Pachón Padilla, Antología, Tomo I. Generación de 1820, Eugenio Diaz, 1803-1865, “Una Ronda de Don Ventura Ahumada”, capítulo V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: