SOBRE LA LIBERTAD DE CREACIÓN

splash2“Poder cantar hasta entender lo que nos queda por cambiar.”

Grupo Musical Pasajeros

Muchos son los investigadores que han dedicado su trabajo a la creatividad y la creación. Entre ellos Marilyn Ferguson destaca en este texto alguno de los rasgos que caracterizan a la persona creativa:

LA VIDA TRANSFORMADA

En el curso del proceso transformativo, nos hacemos artistas y científicos de nuestras propias vidas.

La conciencia ampliada favorece la aparición de los rasgos que caracterizan a la persona creativa: captación global de las cosas, percepción fresca como los niños, sentido lúdico, sensación de fluidez. Capacidad de riesgo. Habilidad para focalizar la atención de forma relajada, para perderse en el objeto de la contemplación. Facultad de manejar muchas ideas complejas al mismo tiempo. Disposición a disentir de la opinión de la mayoría. Acceso al material preconsciente. Percibir lo que hay, más que lo que se espera o se está condicionado para ver.

El yo transformado cuenta con nuevas herramientas, nuevos dones y sensibilidades.

Como un artista, sabe espiar la aparición de los rasgos configurantes; sabe extraer significados y guardar su propia, inconfundible originalidad.

“Toda vida – decía Hesse – tiene encima su propia estrella”

Como buen científico el yo transformado experimenta, especula, inventa y disfruta con lo inesperado.

El sí mismo, después de haber trabajado en el campo de las psicotécnicas, se revela como aficionado a la psicología popular. Conciente ahora de sus propios condicionamientos culturales, intenta comprender la diversidad con la curiosidad e interés de un antropólogo. Los hábitos y prácticas de otras culturas sugieren posibilidades humanas inagotables.

El yo transformado es también un sociólogo, interesado en el estudio de los lazos que unen a las comunidades y a la conspiración misma. Como físico, acepta en último término la incertidumbre como un hecho real en la vida, y adivina la existencia de otros dominios más allá del tiempo lineal y del espacio inerte exterior. Como biólogo molecular, se queda estupefacto ante la capacidad de renovación, de cambio y de complejificación de la naturaleza.

El yo transformado es también un arquitecto, diseñador de su propio entorno.

Es un visionario, capaz de imaginar otros futuros alternativos.

Como poeta, se esfuerza por sacar de las profundidades del lenguaje verdades metafóricas originales.

Es también un escultor, empeñado en modelar su propia imagen sobre la roca misma de la costumbre. Intensificando su atención y su flexibilidad, se convierte a la vez en dramaturgo y en toda su propia compañía teatral; payaso, monje, atleta, heroína, sabio, niño…

Con su diario se convierte en autobiógrafo. Al cernir su pasado en busca de algún resto interesante, actúa como un arqueólogo. Es compositor, instrumento… y música.

Muchos artistas han afirmado que el día que la vida sea plenamente consciente, el arte tal como lo conocemos desaparecerá. El arte es sólo un sustitutivo temporal, un esfuerzo imperfecto por arrancar significado a un entorno en el que casi todo el mundo anda como sonámbulo.

El artista siempre encuentra su material al alcance de la mano. “Vivimos al borde del milagro”, decía Henry Miller. En cuanto a T. S. Elliot, escribía que al final de nuestra exploración llegaremos al punto de partida para conocerlo por primera vez. Para Proust, descubrir no consistía en buscar nuevos paisajes, sino de mirar con ojos nuevos. Whitman preguntaba: “¿Partes para alguna búsqueda lejana?

Al final volverás para encontrarte con las cosas que mejor conoces, y encontrarás la felicidad y el conocimiento, no en otro lugar, sino en este lugar…, no en otra hora, sino en esta hora”.

Ya hemos jugado demasiado tiempo a juegos que no nos importaban con reglas en las que no creíamos.

Si había algo de arte en nuestras vidas, no era más que brocha gorda. La vida vivida como arte se abre paso por sí misma, hace sus propios amigos y compone su propia música,  ve con sus propios ojos.

“Voy por ahí palpando adónde ir, obediente a mi propia mano iluminada”, escribía el poeta Eric Barker.

Para el yo transformado, como para el artista, el éxito no es nunca un lugar donde quedarse, sino tan sólo un regalo momentáneo. El gozo está en el riesgo, en lo nuevo.

Eugene O´Neill despreciaba el “simple” éxito.

Un ingeniero de diseño advertía: “Haced las cosas con espíritu de investigador en diseño. Estad dispuestos a aceptar las equivocaciones, volviendo a hacer un nuevo diseño. Así no cabe el fracaso”.

Si asumimos la visión de la vida de los artistas y científicos, no cabe el fracaso. Toda experiencia tiene unos resultados. De ellos podemos aprender. Desde el momento en que adquirimos con ello mayor comprensión y destreza, no puede decirse que hayamos perdido aunque salga mal. Descubrir es otro experimento.

Como científicos populares, nos volvemos sensibles a la naturaleza, a las relaciones, a las hipótesis. Por ejemplo, podemos aprender a distinguir experimentalmente los impulsos temerarios de las intuiciones genuinas, por una especie de bio-feedback de amplio espectro aplicado a esa sensación interna de estar actuando correctamente.

El cuestionario de los conspiradores de Acuario pedía elegir los cuatro instrumentos más importantes para el cambio social a partir de una lista de quince. La respuesta reproducida con mayor frecuencia fue: “El ejemplo personal”. Hace más de una década Erich Fromm advertía que ninguna idea radical podría sobrevivir a menos que estuviera encarnada por personas cuyas vidas fueran el mismo mensaje.

El yo transformado es el medio. La vida transformada, el mensaje.

Marilyn Ferguson, La Conspiración de Acuario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: