Archive for the >>>Semillas Sagradas Category

LA GUADUA

Posted in >>>Semillas Sagradas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

5782

Guadua Angustifolia Kunth

Sinónimos: Bambusa Guadua

Nombres populares: Guadua, Ipa, Tocora

Origen

La Guadua es una gramínea del género Bambusa (las plantas conocidas con el nombre genérico de Bambúes). Los Bambúes crecen sobretodo en regiones tropikales y subtropikales, desde el nivel del mar hasta las zonas cubiertas por nieves perpetuas; sólo algunas especies se extienden hasta las regiones templadas. La Guadua es la especie de Bambú más grande e importante de la Amérika Tropikal, y es nativa de Colombia y Ecuador.

La Guadua crece con proliferación sobretodo en Colombia, en el llamado “Eje Cafetero” (Departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío), y a lo largo del Valle que forma el Río Cauca, lugares donde todavía se pueden ver Guaduales inmensos a orillas de los ríos.

Los primeros visitadores de estas tierras aledañas a los grandes nevados de la Cordillera Central Colombiana, dicen que prácticamente el territorio era impenetrable por la abundancia de las Guaduas. Muchos toponímicos de estas regiones nos recuerdan su abundancia: Cañasgordas, Cama de Guadua, Cañaveralejo, Guaduas, etc. Fue una de las plantas más útiles al hombre, y aún hoy está presente en estas tierras su cultura, a pesar de la gran deforestación.

Las crónicas de la conquista la mencionan desde los primeros viajes de Colón a Centroamérika, generalmente describiéndolas como “Cañas Gordas” o “Cañas más gruesas que el muslo de un hombre”. La palabra Guadua aparece mencionada ya en la segunda mitad del siglo XVI, junto con muchos de los usos que le daban los antepasados Suramerikanos.

Los indígenas la utilizaban para resolver muchas necesidades, como se utiliza aún por parte de los pobladores campesinos y colonizadores del Eje Cafetero y el Valle del Río Cauca. La usaban en sus casas (vigas, estructuras, techos), construcciones públicas como puentes, acueductos, balsas, cercas, escaleras y andamios, trinchos o barreras de contención, soportes, postes, atalayas, y objetos útiles como bancas, recipientes, esterillas o instrumentos musicales. Son casi infinitos los usos artesanales y tecnológicos que tiene, y sólo la creatividad establecerá los límites al hombre.

También algunos de los mitos de nuestros milenarios ancestros mencionan esta maravillosa planta, como uno de los Pantágoros y otro de los Emberá que cuenta que solían los hombres comunicarse con los dioses por medio de una Guadua de gran tamaño que ascendía hasta los cielos.

Características

La Guadua es un árbol que sólo florece antes de morir y que crece abundantemente en los nacimientos de aguas, y en las vegas de ríos y quebradas.  Su caña retoña incluso después de ser cortada, por lo que se dice que parece un bosque que camina. Vegeta bien desde el nivel del mar hasta unos 1800 msnm, aunque en lugares como la Sierra Nevada de Santa Marta se ha registrado hasta cerca de 2400 msnm. Los Guaduales crecen bien en suelos fértiles, húmedos y bien drenados.

Su tronco es una caña hueca (diámetro promedio de15 cm.) extraordinariamente resistente, debido a la consistencia de sus fibras vegetales y a su forma cilíndrica con nudos o tabiques que la dividen horizontalmente formando pequeños cañutos o cámaras de 20 centímetros. Su estructura, unida a su corteza dura la hacen una madera muy resistente y flexible a la vez, además de bella, liviana y fácilmente cortable en sentido longitudinal. Es un material maravilloso para casi cualquier tipo de diseño.

El crecimiento de esta planta es casi increíble: fácilmente puede hacerlo de 10 a 20 centímetros por día!!!

Puede alcanzar hasta más de los 30 metros de altura en sólo seis meses. Su denso follaje, en la copa del árbol, está formado por pequeñas hojas caulinares en forma triangular. Por ser tupido y abundante intercepta las aguas lluvias, además aporta nutrientes al suelo.

Sus raíces forman un sistema entretejido que amarra el suelo y evita que este sea arrastrado por las aguas o arruinado por la erosión. Como bosque protector, la Guadua es sembrada para cuidar y proteger el medio ambiente ya que es una excelente canalizadora de aguas, y además, es el hábitat de animales y aves silvestres que se benefician con esta clase de cultivos.

Usos en la construcción

La Guadua ha sido llamada despectivamente “la madera de los pobres”, pero visto desde otro lado es un material vegetal barato, de rápido crecimiento, bello, versátil y que sin lugar a dudas puede ser calificado como “el acero vegetal”. Algunas construcciones en Guadua han sido sometidas al viento, nevadas y a las más duras pruebas de resistencia, que también se hacen para materiales como el concreto. Soportó, entre otras, pruebas con cargas de 400 kilogramos por un metro cuadrado. Es decir, el segundo piso de la estructura (de 21 metros cuadrados) pudo con nueve toneladas.

Además, es uno de los mejores materiales de construcción antisísmicos. Actualmente, la Guadua cuenta con el aval de ingenieros y constructores nacionales e internacionales, que la han reconocido como un material invaluable debido a su alta resistencia a la compresión, a la tensión, y a la flexión. Cada vez más, podemos ver grandes construcciones típicas de una cultura urbana, como puentes, pabellones y casas de varios pisos, hechas con Guadua.

A pesar de que existen otros árboles que ayudan al hombre colombiano en la construcción como el arboloco, la cañabrava, el chusque o el aliso, durante muchos años el ingenio del campesino colombiano hizo de la Guadua su mejor compañera, la materia prima básica de su cultura material, por ser una madera generosa que no requiere de muchos trabajos en el corte, transformación, acabado o transporte.

Para la construcción de vivienda se deben aprovechar las Guaduas maduras o hechas, las cuales se reconocen por su corteza dura, por su color verde claro y en algunos casos por la presencia de manchas grises. Cuando la Guadua está lista, más o menos de 3 a 6 años después de la siembra, se debe cortar en luna menguante, preferiblemente antes del amanecer cuando la transpiración es mínima y el tallo no tiene mucha agua. No se recomienda el uso de machete y el corte debe ser a ras del suelo y del primer nudo, para que el agua no penetre en la caña. No es conveniente hacer cortes por encima de 3 cm. sobre el suelo, porque se pudre la raíz y así no se regenerará el Guadual.

Después de cortada, se deja curar parada lo más perpendicular posible apoyada en las otras Guaduas de su entorno, por un mes, tiempo durante el cual la planta terminará por evacuar toda el agua de su interior.

Después de este proceso de curado, la guadua se encuentra lista para ser inmunizada. Actualmente se conocen varias formas de hacerlo. Si la Guadua queda bien inmunizada es un elemento muy resistente que puede durar cientos de años. En algunas ciudades latinoamericanas existen edificaciones en Guadua de 300 y 400 años.

La posibilidad de construir con Guadua es una alternativa que se debe considerar para resolver el problema de vivienda en Mestizoamérika, ya que un metro de vivienda en Guadua de alto nivel puede estar aproximadamente en 100 mil pesos colombianos el metro, mientras que el mismo metro cuadrado en concreto costaría aproximadamente 5 veces más.

Además de la construcción de vivienda, la Guadua puede ser utilizada de acuerdo a su grosor para construir invernaderos, establos, gallineros, y todo tipo de cercados, puentes, andamios o estructuras.

Otros Usos

La Guaduas no maduras son utilizadas para diverso tipo de objetos útiles, de acuerdo con su edad. Entre 6 meses y un año sirve para fabricar canastas y paneles tejidos; a los dos años se utiliza para tableros de esterilla y latas, que son estructuras de Guaduas cortadas en tablitas, intercaladas a manera de “tejido” que se utilizan para la colocación de tejas de barro, y para hacer paredes, ventanas, persianas y todo tipo de cerramientos y cercas.

La Guadua también puede ser utilizada para hacer bocatomas o tomas de agua, acueductos (Guaduas partidas a la mitad a las cuales se les eliminan los nudos o tabiques para que fluya el líquido), soportes para plantaciones de trepadoras, corrales y jaulas para animales, recipientes (cada cañuto puede ser convertido en uno, tanto vertical como horizontalmente), materas, camillas o parihuelas, lámparas, bancas y camas (en general todo tipo de muebles), artesanías o instrumentos musicales.

Como dijimos anteriormente, la Guadua puede ser utilizada para multiplicidad de diseños. Haga usted el intento, quizás alguna otra variedad de Bambú local puede servir para algunos usos de los aquí descritos, la creatividad humana unida a la versatilidad de estas plantas puede resolver muchísimas necesidades.

Siembra

En la siembra los métodos tradicionales usados por nuestros campesinos han sido la separación de plantas llamadas cepas, matabambas o chusquines (que son planticas desarrolladas al pie de las Guaduas) y últimamente la siembra de fragmentos de Guaduas ahuecadas rellenas con agua (propagación vegetativa)

Para su siembra es mejor aprovechar la época de lluvias para que el terreno donde se siembre esté húmedo todo el tiempo.  Se debe sembrar en cuadro o en triángulo, dejando distancias de 5 metros entre cada mata, es necesario hacer plateos de 1 metro y medio y hoyos bien repicados de 40 x 40 centímetros.

La Guadua es de regeneración permanente y progresiva con un manejo adecuado.

Anuncios

LA GUAYABA

Posted in >>>Semillas Sagradas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

guayabaLA REINA DE LAS FRUTAS

Origen

La Guayaba (Psidium guajava) es una de las más de mil deliciosas frutas nativas de las áreas tropikales amerikanas. Si bien su origen no ha sido precisado con exactitud, existen registros arqueológicos que datan de entre 5,700 y 3,000 a.c. en La Paloma, en el Valle de Chilca (Perú); pero puede ser nativa desde Centroamérica hasta la Amazonía y los Andes.

La Guayaba pertenece a la familia de las Mirtáceas (del griego myrtos, perfume), y es pariente del Arrayán, la Feijoa, la Jaboticaba, la Pomarrosa y otras conocidas. Las Mirtáceas son plantas leñosas que poseen glándulas secretoras de aceites esenciales distribuidas en los diversos tejidos de la corteza, hojas, flores y frutos, las cuales dan a estas plantas su olor intensamente aromático.

Se dice que Guayaba viene de la lengua de los taínos, que cultivaban el árbol cerca de sus casas porque conocían sus secretos y sabían aprovecharlos. Comían la fruta fresca, preparaban vinos exquisitos y perfumados, con las hojas hacían un jarabe que quita el dolor de estómago, y con la madera hacían arcos, flechas, cucharas y otros.

Características

El Guayabo es un arbusto silvestre de hasta 8 m. de altura, de tronco comúnmente torcido, corteza lisa y flores blancas de exquisito olor. Crece espontáneamente en selvas, robledales, bosques secundarios, rastrojos altos y áreas abiertas como sabanas, pastos abandonados y zonas degradadas. Quizás por su abundancia y facilidad de reproducción, no se ha pensado mucho en cultivarlo organizadamente, ya que los mismos pájaros, murciélagos y animales en general lo propagan.

Los cronistas de Indias cuentan que es tal la fertilidad de esta planta, que con la llegada de cerdos y vacas a Amérika los guayabos se volvieron “plaga”, pues en cada bocado los animales comían muchas semillas y del estiércol que dejaban nacían muchos árboles que tenían que ser quemados.

La Guayaba es la fruta más común de las tierras calientes tropikales, aunque crece desde 0 hasta los 2400 msnm, en suelos húmedos y también en los secos. Los frutos son bayas redondas u ovaladas, extremadamente variables, pues se ven de color rojizo hasta el blanco, de 3 a 12 cm. de tamaño, y de sabores dulces o ácidos. En Colombia por ejemplo, hay multitud de especies cimarronas o silvestres y casi todas estas variedades que crecen en climas medios y cálidos (Antioquia, Santander, la Costa Atlántica, la Selva Amazónica, los grandes Valles de los ríos, etc.) tienen una característica muy especial: llevan gusanos. Cuando éramos niños los colombianos decíamos que si las Guayabas no tenían gusanos, no eran tan ricas ni tan nutritivas!

Sus condiciones ecológicas adaptativas varían desde los trópikos húmedos y subtropikales hasta los climas mediterráneos, tolera precipitaciones superiores a 4500 mm., requiere de buena luz solar y resiste elevadas temperaturas de hasta 45° C, por eso no le son favorables las temperaturas bajas ni las heladas. Soporta períodos prolongados de sequía de hasta 6 meses.

Propiedades nutricionales

Desde el punto de vista nutricional el aporte de las frutas tropikales amerikanas reside en los grandes niveles de carbohidratos, fibra, proteínas y minerales que dan al organismo. Éstas ayudan a la regulación metabólica de las células, a la formación de los músculos, a la constitución de hormonas, enzimas y anticuerpos; aportándole al organismo aminoácidos esenciales y minerales necesarios para la formación de huesos, dientes, transmisión de impulsos nerviosos, contracción y relajación muscular, formación de coágulo sanguíneo, almacenamiento y liberación de energía, protección del corazón, constitución de células corporales y síntesis de la hemoglobina de la sangre. Por esto las frutas amerikanas son recomendables para la salud de los deportistas, niños y personas de todas las edades.

La Guayaba es una de las frutas de mayor valor nutricional; además es un excelente alimento pues es sano, digestivo y muy útil por su alto contenido vitamínico. Se compone mayormente de agua, pero tiene apreciables cantidades de proteínas, cenizas, grasas, carbohidratos, fibra, calcio, fósforo y hierro. Adicionalmente es fuente de vitaminas importantísimas como la tiamina, la riboflavina, la niacina, el ácido ascórbico y la vitamina A.

Pero su mayor importancia radica en ser una fruta con altos contenidos de vitamina C (evita la gripe y  muchas enfermedades, incluso en la segunda guerra mundial los ingleses comían polvo de guayaba para evitar la gripe)

Usos medicinales  y artesanales

Lo maravilloso de este asunto es que prácticamente todo el árbol es medicinal. Se aprovechan las raíces, la corteza, las hojas, las flores y los frutos; además su madera, por ser dura, pesada y resistente se usa para hacer diversos productos como utensilios de cocina, herramientas, artesanías, trompos, perinolas, etc.

El Guayabo también se utiliza para la conservación de suelos y protección de taludes.

La corteza y la raíz son un buen reconstituyente que cura la anemia y las debilidades nerviosas. Los cogollos y las hojas, como las de casi todas las Mirtáceas, son ricas en tanino. Las hojas en infusión son estimulantes y antiespasmódicas, y se utilizan como astringentes intestinales, contra diarreas o disenterías, gastroenteritis, enfermedades de los intestinos y sangrado de la matriz. Asimismo son un buen tónico para el cabello y evitan la alopecia. Igualmente se han encontrado en la composición química de la planta oxalato de cal y una resina útil para las fiebres palúdicas e intermitentes biliosas. La Guayaba también sirve contra el escorbuto, el beri-beri y principios de tuberculosis.

Desarrollo por semillas

Se recolectan los frutos (12 a 15 Kilogramos) de los árboles bien formados con altura de 5 a 8 m., luego se exponen al sol para obtener de 300 a 350 semillas por fruto o de 40.000 a 50.000 por Kg. con un 80 % de pureza. Germina el 90 % a partir de los 40 días de la siembra, con un punto máximo a los 60 días para un total de 80 días. A partir de ese período el crecimiento es de 1.5 cm. por mes y cuando alcancen entre 5 y 10 cm. se transplantan a bolsas, con resultados bajos de mortalidad. El Guayabo tiene una buena regeneración natural gracias a lo comestible de sus frutos. También se reproduce por estacas.

Los Guayabos crecen rápidamente y sembrados por semillas fructifican a los 2 o 4 años. Viven aproximadamente 30 o 40 años, pero su productividad declina a los 15.

EL MAÍZ

Posted in >>>Semillas Sagradas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

MaízLA SEMILLA DEL HOMBRE

Su pasado milenario, es un misterio. No se encuentra en forma silvestre en la naturaleza.

Es el vegetal más domesticado y especializado: sus semillas no se pueden dispersar por sí mismas. No puede vivir sin el hombre, y el hombre, el hombre amerikano, no puede vivir sin ella.

Por milenios ha sido y continuará siendo un alimento vital.

Es de las pocas plantas que le suministran a los humanos “pan y  vino”. También produce aceites, miel, vinagre, leña, azúcares, almidones, y además es un manjar para el ganado, las aves, los monos y toda clase de animales salvajes. Existen miles de variedades, pues se adaptó a todos los lugares  a donde llegó con el hombre para alimentarlo. Todas estas variedades se pueden cruzar entre sí y también con el Teosintle, el pariente más cercano del maíz, produciendo sin excepción plantas fértiles.

Se puede cultivar en todos los climas, desde el ardiente y tropical hasta el frío cercano al páramo.

El hombre la ha seleccionado por colores, cantidad de almidón, dureza del grano. Un parte de semilla sembrada produce 80, 100, 200, 300, ó 400 partes. Se cosecha a los 40 días, dos meses, tres meses, cuatro….según la variedad. Se consume en forma de crispetas (palomitas de maíz, pipocas, pochoclo, rosetas), cocinado (arepas, bollos, sancochos, guisos, sopas), horneado (tortas, bizcochos), en forma tierna (choclo, elote), asado; además en forma bebida, como la tradicional chicha, el atole, la mazamorra…..

Conozca la historia de esta maravillosa planta, la planta americana por excelencia.

Después de más de cien años de investigaciones, el origen del maíz sigue siendo un misterio. Muchas teorías han sido formuladas al respecto, pero todas ellas presentan inconsistencias. Es primordial anotar

que el maíz no se ha hallado en estado silvestre, cosa que si ocurre con las demás plantas de cultivo.

Una de las hipótesis más importantes sugiere que proviene del Teosintle por una mutación, cruzamiento con otro pasto extinguido, o por selección directa de los indígenas.

Se ha encontrado polen de maíz, o de su antepasado, de 60 mil años de antigüedad. Luego, en el registro arqueológico, encontramos restos de maíz, representaciones, cerámicas, metates, etc, que podemos ubicar, sin ser muy condescendientes ni muy ortodoxos, 5 mil años antes de nuestra era. ¿Qué pasó en ese larguísimo entreacto? ¿Por qué no se conocen formas intermedias?

Las respuestas a estas preguntas han sido dadas desde diversos puntos de vista: en muchos países se encuentran cada vez más, “pruebas irrefutables”, que nos hablan de la antigüedad del maíz en esos territorios. México, Perú, Colombia, Bolivia, Centroamérika o Suramérika han sido designados como supuestos centros originarios de la planta. Lo único que podría inferirse claramente, es que el maíz en tan, pero tan antiguo, en todos esos lugares, que posiblemente nunca develemos su origen.

Las genealogías de las diferentes variedades que encontramos actualmente, son excesivamente complejas, muchas especies son producto de hibridaciones secundarias o terciarias. No todas las variedades se pueden clasificar como razas, por ser híbridos o mezclas recientes. Las razas modernas incipientes, aquellas que se suponen formadas en la época de la colonia (siglos XVI, XVII y XVIII), no han alcanzado aún una diferenciación suficiente que permita reconocerlas como razas.

El maíz es un caso único en el reino vegetal. Es la única planta cultivada domesticada por completo (no se puede reproducir si el hombre no dispersa sus semillas) y además es la que posee la mayor diversidad!!!

El maíz es ingeniería genética aplicada!!! Son cientos de semillas protegidas por una cobertura, tan apretadas, que si germinaran solas al mismo tiempo, competirían entre sí hasta aniquilarse.  La “semilla del hombre” –como es llamada en una de las tantas lenguas indígenas- es el testimonio vivo de la antigüedad del hombre amerikano y su cultura.

Los genetistas botánicos calculan no menos de 20.000 años para el tránsito de la planta originaria, hasta el maíz. Los primeros recolectores y hortícolas de Amérika descubrieron la planta quizá por accidente, al calentarla al fuego y ver que los granos explotaban como crispetas o popcorn (maíces reventadores).

Luego empezaron a plantarla, con su cultura pausada y ecológica. La fueron seleccionando, escogiendo los mejores granos de las mejores mazorcas, año tras año, siglo tras siglo….la fueron adaptando poco a poco a los distintos pisos térmicos de los Andes, para que les sirviera de alimento, de bebida estimulante y ritual,   semilla regalada por los dioses de la naturaleza a los hombres.

Con el tiempo los beneficios de una agricultura a base del maíz se hicieron evidentes, pues al moler las semillas se podía obtener una harina que podía ser almacenada con facilidad y por mucho tiempo, y que podía consumirse cocinada, asada y de muy diversas formas . De modo que las distintas comunidades que la utilizaron obtuvieron una buena fuente de proteínas que permitió sustentar un número cada vez más creciente de personas, y así nos encontramos en los albores de la agricultura y las sociedades complejas hace unos 10 mil años.

YACÓN

Posted in >>>Semillas Sagradas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

yacon-def(Smallanthus Sonchifolius)

Introducción

El género Smallanthus presenta en total 21 especies, todas americanas, que se distribuyen desde el sur de México hasta los Andes. Estas son plantas perennes, con menos frecuencia algunos son pequeños árboles y raramente plantas anuales.

El Yacón es una planta perenne de 1.5 a 3 metros de altura. El sistema radicular está compuesto de raíces reservantes y carnosas en número de 4 a 20, que pueden alcanzar hasta un tamaño de 25 cm. de longitud por 10 cm. de diámetro, y un sistema extensivo de delgadas raíces fibrosas. Las raíces de almacenamiento son principalmente fusiformes, pero a menudo adquieren formas irregulares debido al contacto con piedras del suelo o por la presión de las raíces vecinas. Las raíces tienen una naturaleza adventicia creciendo de un tronco desarrollado y ramificado formado por rizomas cortos y gruesos simpódicos.

Existen diferentes formas hortícolas, tales como la blanca, anaranjada y morada: y dentro cada uno de las formas habría aun mayor variabilidad. En el Perú esta diversidad se ha mantenido gracias a su diversidad cultural y ecológica. Estos cultivos están fuertemente ligados a sus tradiciones y las condiciones topográficas de los Andes. Por lo que es necesario buscar mayor conocimiento científico de sus especies nativas y sus potencialidades económicas, con miras a un desarrollo sostenido de la agricultura en la región Andina. Por ello, en la Universidad Nacional Agraria la Molina UNALM (Lima, Perú), se conservan entradas de las formas hortícolas y actualmente se encuentran en evaluaciones morfológicas y moleculares.

Características Generales del Cultivo

Origen del Yacón

El Yacón es una planta domesticada en los Andes, se sugiere que de las montañas húmedas de Perú y Bolivia se habría expandido hacia el norte y sur a lo largo de los declives húmedos Andinos y valles interandinos secos y la costa peruana. Existen representaciones fitomórficas en la cultura Nazca (500-1200d C.) que se atribuyen al Yacón, las cuales están representadas  en textiles y cerámicas.

Distribución geográfica y centros de diversidad

El Yacón es cultivado en muchas localidades aisladas a través de los Andes, desde Ecuador hasta el noroeste argentino (provincias de Salta y Jujuy). Principalmente se cultivan unas cuantas plantas para consumo familiar. Menos frecuente es el cultivo de Yacón para el mercado local. Los agricultores raramente cultivan el Yacón como principal cultivo en sus tierras arables. En las últimas 3 décadas el cultivo del Yacón se ha extendido a otros continentes, existen reportes de su cultivo en Estados Unidos, Nueva Zelanda, Japón, Corea, Brasil, República Checa e Inglaterra, con resultados positivos.

Propiedades y usos de la especie

Composición química

La raíz tiene un alto contenido de Inulina y Fructooligosacáridos (FOS) (polímeros de fructosa) los cuales no pueden ser hidrolizados por el organismo humano y atraviesan el tracto digestivo sin ser metabolizados, proporcionando calorías inferiores al de la sacarosa, excelentes para las dietas hipocalóricas y dietas para diabéticos.

Hay evidencias para  considerar los FOS y la inulina como alimentos funcionales: son resistentes a la digestión, pero fermentados por la microflora del colon, lo que conlleva al desarrollo de las funciones colónicas (especialmente el aumento fecal), también tiene efectos fisiológicos sistémicos, estimulan selectivamente el crecimiento de bífidobacterias en el colon, lo que permite clasificarlos como probióticos; además de su carácter dietético respaldado en su bajo poder calórico(4-10Kj/g).

“Es un alimento dietético y también diabético”, afirmó el experto en Yacón Michael Hermann, quien encabeza el proyecto para las Raíces de los Andes en el Centro Internacional de la Papa con sede en Lima.

El Yacón tiene poca proteína, poca grasa, grandes cantidades de potasio y contenidos de antioxidantes. Se afirma que potencialmente protege contra el cáncer, evita la osteoporosis, ayuda a la absorción del calcio y las vitaminas en el cuerpo y no aumenta las concentraciones de glucosa, es decir que evita un problema para los diabéticos.

Algunos autores han señalado que la inulina y FOS son importantes en la prevención y/o disminución de los riesgos de algunas enfermedades, tales como: la constipación, debido al volumen fecal y a la movilidad intestinal; inhibición de diarreas, relacionado con el efecto inhibitorio de las bífidobacterias sobre las bacterias patógenas, gram positivas y gram negativas; reducción de riesgos de osteoporosis, debido a un incremento en la biodisponibilidad del calcio; reducción de los riesgos de arteriosclerosis cardiovascular, especialmente la asociada con la hipertrigliceridemia y resistencia a la insulina, relacionadas con dietas hipercalóricas; y reducción de los riesgos de cáncer al colon.

Sin embargo, Roberfroid señala que se requiere mas investigaciones que confirmen estas afirmaciones.

Usos frescos

En mercados locales de los Andes el Yacón se clasifica como una fruta y se vende junto a otras como chirimoyas, manzanas, piña, etc. y no con papas, oca, ulluco, mashua o arracacha.

La raíz reservante de Yacón posee un sabor dulce agradable, se consume usualmente después de un período de secado al sol. Este procedimiento  incrementa el dulzor de las raíces y estas están listas cuando la piel empieza a arrugarse. Se consumen pelando la piel, o mezclando con otras frutas como plátano, naranjas.

Uso procesado

  • Chancaca, se puede obtener similar a como se procede con la caña de azúcar.
  • Jarabes
  • Chips secos(secados y tratados con bisulfito de sodio), la raíz es pelada y luego cortada en rodajas bien delgadas. Estas son secadas a 60°C y luego almacenadas por un tiempo indeterminado.
  • Encurtidos de Yacón

Uso forrajero

Calvino reporta resultados de análisis químicos de las hojas y tallos en Italia, indicando valores de proteína bruta de 11.37% y 17.12% respectivamente. El National  Research Council reporta que el Yacón puede tener un potencial como forraje, indica además que el follaje crece adecuadamente bien y que el forraje seco contiene 11 a 17% de proteína, 2 a 7% de grasa y 38 a 41% de extracto libre de nitrógeno. Sin embargo señala que algunos clones de Yacón pueden contener Sesquiterpene Lactones en las hojas, lo cual limitaría su uso como alimento forrajero. Sin embargo los Sesquiterpene Lactones tienen uso en etnoveterinaria como antidiarreico y antimicrobiano.

Requerimientos  medio ambientales

Fotoperíodo

El Yacón ha sido descrito como de días neutrales para la formación de tallos y raíces reservantes. Pero en latitudes altas, el periodo vegetativo se alarga como en 23°S. Jujuy, Argentina y 46°S Otago, Nueva Zelanda. Este comportamiento indicaría que esta planta tiene una respuesta ligera a días cortos.

Temperatura

El desarrollo óptimo ocurre entre 18-25°C. El follaje es capaz de tolerar altas temperaturas (hasta 35°C)sin síntomas de daño, si se proporciona agua adecuadamente. Temperaturas bajas nocturnas parecen ser necesarias para una formación adecuada de raíces reservantes. Las partes aéreas son sensitivas a las heladas (-1°C).

Altitud

Se encuentran desarrollando Yacones desde el nivel del mar hasta los 3600 m, sin embargo, altitudes medias entre 1500-2000 m son mejores para la producción de raíces reservantes, zonas bajas como la costa serían mejores para la producción de semillas (propágulos), pero el rendimiento de raíces es bajo.

Agua

El Yacón tiene una buena demanda hídrica. Se considera óptimo 800 mm para su cultivo. Pero pueden sobrevivir largos periodos de sequía, sin embargo la productividad es significativamente afectada en estas condiciones. También riegos excesivos pueden afectar las raíces, produciéndose rajaduras, la cual afecta la calidad externa y valor en el mercado y además puede provocar pudriciones en el almacenamiento.

Requerimientos de suelo

El Yacón se adapta a un rango muy amplio de variedad de suelos, pero responde mejor a suelos ricos, moderadamente profundos a profundos sueltos (francos, arenosos), con buena estructura y bien drenados. En suelos pesados el crecimiento es pobre. Puede tolerar un amplio rango de pH, de ácidos a ligeramente alcalinos.

Manejo Agronómico

El cultivo de Yacón está asociado a pequeños agricultores, quienes la cultivan en pequeñas parcelas para aprovechar la raíz reservante en su dieta alimenticia o venderlas al mercado. Adicionalmente estos agricultores complementan la actividad agrícola con la crianza de animales como vacunos, ovinos y cuyes, usando principalmente los residuos de cosecha y pastos.

Para el aprovechamiento integral del Yacón se requiere conocer la producción, calidad nutritiva y utilización de las hojas y tallos de las principales entradas para su uso en la alimentación de animales de granja.

a. Sistemas de cultivo

El Yacón se cultiva tradicionalmente bajo tres sistemas. Monocultivo, asociado y huerto familiar. Las asociaciones son con fríjol arbustivo o semiarbustivo, maíz para choclo, tomate, repollo. Otras veces se siembra alrededor de los cultivos de papa y maíz.

b. Época de siembra

El Yacón se puede cultivar todo el año en la ceja de selva y sierra interandina, donde no hay presencia de heladas, o las heladas se presentan al final del cultivo. Sin embargo se recomienda sembrar a inicios de las precipitaciones pluviales entre los meses de septiembre y octubre.

c. Propagación

El Yacón es propagado vegetativamente entre 5-12 cm de propágulos (semilla vegetativa) separados de la corona. De un kilo de cepa, se obtienen aproximadamente 20 propágulos que deben ser dejados bajo la sombra por 1 a 3 días para favorecer la cicatrización de la herida. Esta herida puede ser tratada con benlate o cenizas que pueden favorecer la protección de los patógenos. El enraizamiento puede ser favorecido o acelerado usando reguladores de crecimiento (auxinas). Distanciamiento entre plantas es 50 o 60 cm.  y entre surcos es 1-1.2 m. Es decir, aproximadamente 10-12 mil plantas por Ha.

d. Cosecha y Manejo Post-Cosecha

Las raíces alcanzan su madurez entre 6-10 meses, esto depende de la zona donde se cultiva, generalmente en zonas bajas la cosecha se adelanta. Esta operación se realiza cuando el follaje empieza a secarse. Esto se realiza en los Andes en forma manual con lampas o azadón, las raíces se separan dejando en el campo las cepas. Se han utilizado cosechadores de papa con éxito en Brasil.

Para consumo en fresco las raíces son expuestas al sol por algunos días (3-8 dais) para incrementar su dulzor. Para almacenamiento por periodo largo, las raíces son colocadas en cuartos fríos (4°C) en oscuridad y secos. Bajo estas condiciones las raíces del Yacón pueden ser guardadas por algunos meses.

e. Rendimiento

El carácter muy interesante en el Yacón es su alta productividad, algunos reportes disponibles indican variación desde 10 a 100 toneladas por Ha.

Está información proviene del Programa de investigación y proyección social en raíces y tuberosas de la Universidad Nacional Agraria La Molina (Lima, Perú)

http://www.lamolina.edu.pe/Investigacion/programa/yacon/Yacon.htm

QUINUA, espejo del sol…

Posted in >>>Semillas Sagradas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

quinua1Qué es la Quinua?

La Quinua es una planta nativa de los Andes Americanos cultivada hace más de 10.000 años, cuyo centro de origen se encuentra en los valles de Perú y Bolivia. Para el hombre americano el grano de la Quinua es sagrado, siendo llamado “ la madre de los granos” o grano de oro. La palabra Quinua es de origen Quechua y por los Muiscas era llamada Suba o Uba.

Las poblaciones nativas preincaicas practicaron una agricultura intensiva, usando riego, abonamiento, rotaciones y construcciones de terrazas para conservar la fertilidad del suelo y aumentar la producción agrícola. El hecho de que las semillas de quinua se desarrollaran en tamaño, y cambiaran su color de negro a amarillo, rosado y blanco, es un síntoma claro de que el hombre andino practicó con éxito el mejoramiento genético.

La Quinua es uno de los alimentos más completos y balanceados que existe; además es ligera, sabrosa y de fácil digestión. Está considerada como el alimento vegetal que mejor se aproxima a la composición nutricional de la leche materna.

La Quinua tiene en proporciones excepcionales los llamados aminoácidos esenciales, a partir de los cuales se generan las proteínas; también es rica en minerales, fósforo, calcio, hierro, carbohidratos, vitamina E, varias vitaminas del complejo B y fibras.

Lo tiene todo y en forma equilibrada, para una nutrición completa y basada en proteínas de origen vegetal. La Quinua es muy rica en lisina, el más destacado de los 10 aminoácidos esenciales.

Tiene funciones claves en el crecimiento del cuerpo, el desarrollo de la inteligencia,la rapidez de los reflejos y otras funciones cerebrales como la memoria y el aprendizaje.

Desde  tiempos ancestrales la quinua se usa también como planta medicinal para el tratamiento de abscesos, hemorragias y luxaciones.

El grano de la Quinua está cubierto por la Saponinas, unas sustancias residuos que son amargas, y que forman una solución jabonosa en el agua. Para comer la Quinua se le deben quitar las Saponinas. Tradicionalmente las saponinas han sido quitadas manualmente lavando con agua la Quinua. La saponinas unas vez disueltas en agua, pueden ser utilizadas como jabón ecológico o para hacer mascarillas cosméticas mezcladas con harina de Quinua.

Este asombrosos alimento ancestral está ahora en proceso de ser redescubierto y ha sido considerado por la FAO como uno de los cultivos más promisorios de la humanidad junto al Amaranto (también planta americana). En la Mestizoamérika de hoy, existe un renovado respeto por la cosechas indígenas, las comidas tradicionales, los cultivos naturales sin agroquímicos y no trangénicos, y en especial los cultivos que pueden ayudar a superar el hambre y la desnutrición que impera en campos y ciudades.

MODO DE SIEMBRA:

La Quinua crece en cualquier condición climática, no necesita casi agua, se defiende sola de las plagas gracias a la saponina que recubre sus granos, lo que le permite ser cultivada orgánicamente –sin fertilizantes químicos ni agrotóxicos- sin mayor dificultad.

Depositar 4 o 5 semillas por sitio, a 1,5 cms. de profundidad y a 80 cms. de distancia en cada línea de siembra. Entre las líneas o surcos, dejar un metro de distancia. Se puede intercalar con el maíz, incorporando éste 15 días después. Siembra a cosecha: 5 a 6 meses.

A continuación veremos una de las tantas ricas recetas que existen con Quinua.

Esta se puede aprovechar para hacer arepas, tortas, arequipes, caldos y otras preparaciones.

Las papas pueden ser reemplazadas por cualquier variedad local.

SOPA DE QUINUA

(Ingredientes para 20 platos)

2 libras de quinua debidamente lavada

10 libras de papa pastusa “pareja”

4 libras de papa criolla

4 libras de yuca

3 libras de auyama

1 libra de zanahoria

3 libras de fríjol verde sin desgranar

2 libras  de arveja verde desgranada

3 libras de habas

Cebolla, ajos, sal, pimientos, perejil, tomillo, tallos

Se coloca una olla con agua fría echándole inmediatamente la quinua; se añade la cebolla, la sal, los ajos, el pimiento cortado en tiras delgaditas, una ramita de perejil y una de tomillo.

Se deja hervir durante 15 minutos, se le agrega la yuca, la zanahoria cortada en cubitos, los fríjoles y la auyama en pequeños pedazos.

Se deja hirviendo calculando que la yuca esté blanda; luego se añaden las habas, las arvejas, los tallos y se deja más o menos 15 minutos; luego se añade la papa pastusa y por último la papa criolla.

Se recomienda estar revolviendo constantemente para que no se pegue.

Está información de la Quinua fue extractada de la cartilla “Quinua”, que nos fue proporcionada por Hilario Pedraza.