Archive for the >>>Tecnologías Socialmente Apropiadas Category

EL GALLINERO TRACTOR

Posted in >>>Tecnologías Socialmente Apropiadas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

gallinero1En nuestro afán por encontrar conexiones beneficiosas entre diversos sistemas, apelamos a nuestra imaginación y a la extensa información para crear Tecnologías Socialmente Apropiadas que promueven la vida y nos asisten en nuestra relación benéfica y conveniente con la tierra.

El Gallinero Tractor es una simple estructura que pretende aprovechar al máximo los beneficios que pueden tener las gallinas dentro del desarrollo de nuestro huerto o jardín, mientras suple las necesidades de éstas permitiéndonos aprovechar sus productos.

UNOS DE ESTOS BENEFICIOS SON:

  1. La fertilización de la tierra con la gallinaza y las plumas.
  2. La remoción de la cobertura superficial del suelo.
  3. La labranza superficial de la tierra y la incorporación de materia orgánica en nuestras áreas de cultivo.
  4. La limpieza de residuos de cosecha, semillas de arvenses y organismos dañinos para nuestro sistema.
  5. La producción de huevos y proteína para nuestra alimentación.

El Gallinero Tractor puede tener varias adaptaciones. Desde el uso de cercas móviles para mantener grupos de gallinas en áreas determinadas, hasta el uso de jaulas móviles que carecen de fondo permitiendo a las gallinas hacer su trabajo, “tractorear”. También se pueden considerar modelos de cercas fijas que ofrecen una rotación en “potreros” y que están diseñados de manera que la rotación toma el tiempo necesario para sacar una o más cosechas de un potrero antes que vuelvan a  los animales.

En la Granja Pachamama se presenta  un modelo de Gallinero Tractor móvil que prepara las camas antes de la siembra, y a su vez incorpora el abono en las camas, reduciendo la demanda de mano de obra y ofreciendo los beneficios anteriormente mencionados. En este modelo los gallineros se mueven una vez al día y a través del tiempo van construyendo las terrazas de cultivo, tan importantes para la agricultura en ladera. Para la construcción de este tipo de gallinero se deben tomar en cuenta los recursos locales y las necesidades de agua, resguardo y alimento de los animales.

gallinero2

Al ser un gallinero móvil también se debe tener en cuenta la construcción de estructuras livianas que permitan ser movidas por una sola persona. Este modelo está construido de guadua de la misma finca y provee el resguardo contra la lluvia y el frío de la noche a través de un plástico que cubre la mitad de la estructura. También tiene varas que atraviesan el gallinero y ofrecen un lugar para que los animales satisfagan sus instintos de dormir en las ramas. El gallinero debe contener un recipiente donde se le pueda ofrecer el agua a los animales y otro donde se le pueda ofrecer un complemento alimenticio a lo que ellas encuentran en el suelo.

FACTORES A TENER EN CUENTA EN LA CONSTRUCCIÓN DEL GALLINERO TRACTOR SON:

  1. Uso de materiales locales y livianos para la estructura.
  2. Espacio de postura, alimentación y agua.
  3. Sombra y resguardo contra las lluvias.
  4. Un máximo de cuatro pollos de engorde y dos gallinas ponedoras por metro cuadrado.
  5. Suplementación alimenticia de acuerdo a la necesidad y disponibilidad de alimento, en aplicaciones comerciales se obtiene un ahorro del 30 % del alimento bajo este sistema de pastoreo, comparado con un sistema de agricultura industrial.

El uso de Gallineros Tractores en la realidad campesina puede mejorar los niveles de calidad de vida, mientras que reduce la demanda de trabajo y de insumos externos que mantengan la productividad del suelo.

Además, presenta una forma de ahorro por medio de la oferta de proteína, fertilizante y huevos en forma de excedente.

El Gallinero Tractor es uno de los tantos productos que las Tecnologías Socialmente Apropiadas pueden ofrecer al fomento de una Economía del TRUEKE y de una CULTURA PERMANENTE…

gallinero3

COMO HACER EL GALLINERO TRACTOR TIPO PACHAMAMA

  1. Buscar materiales disponibles en la región como bambú, madera delgada, venas de hoja de palma, quiotes o tallos de la flor de los magueyes o el fique, tubería plástica, entre otros. El único límite es la imaginación…..
  2. Construir una estructura de 1 metro de ancho x 2 metros de largo x 1.2 metros de alto.
  3. Cubrir la toda la estructura con maya de gallinero, menos la parte inferior que entra en contacto con el suelo, ya que es esta la zona donde entraran a “tractorear” las gallinas. Uno de los extremos del gallinero debe ser acondicionado con una puerta que permita el acceso al gallinero en caso de que sea necesario. Este extremo se llamara el extremo anterior y el otro el extremo posterior.
  4. Acondicionar dos recipientes cerca del extremo anterior, en donde se les pueda ofrecer el agua y el suplemento alimenticio a los animales.
  5. En el extremo posterior atravesar de lado a lado palos delgados y redondos que funcionen en forma de percha para que los animales puedan dormir adecuadamente. Si el gallinero es para gallinas ponedoras,  sobre estos palos se puede acondicionar un nido ya sea usando una caja o un balde viejo en donde las gallinas puedan poner con privacidad y oscuridad como a ellas les gusta!!!!!!!!!
  6. Cubrir la estructura o parte de ella, en este caso la parte posterior donde se encuentra el nido y las perchas, con plástico o algún tipo de material impermeable preferiblemente oscuro, que evite que los animales se mojen cuando llueva y, a su vez, les sirva de sombra en los momentos mas calientes del día.
  7. Listo el Gallinero, ahora se coloca la estructura en donde los animales comenzarán a trabajar, se le agrega agua al bebedero y paja al nido y se meten entre 4 y 6 gallinas ponedoras y un gallo, por eso de la felicidad…

Suerte con las gallinas, y no se asusten si aprenden a excavar hoyos para escaparse por debajo pues es solo necesario ponerles un palo que evite que se escapen.

Las mejores…

ARME UN MICROEMPRENDIMIENTO Y TRABAJE POR SU CUENTA

Posted in >>>Tecnologías Socialmente Apropiadas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

germinadLA ECONOMÍA GLOBAL no ha hecho más que acrecentar la inequidad, el desempleo, la tensión social y la degradación del medio ambiente. Crece el número de personas disconformes que perciben que el confort no es sinónimo de calidad de vida y por todas partes surgen alternativas al mercado cuyo común denominador es la descentralización, la autogestión y la producción a escala humana. Las experiencias de quienes se lanzan a esta aventura son concretas

y estimulantes. Han demostrado que dos horas de trabajo diario dedicadas a fabricar y trocar artículos sencillos como yogur, brotes de soja o artesanías, alcanzan para sostener un hogar. Como decía Henry David Thoureau,

“nadie necesita ganarse el sustento con el sudor de su frente a menos que transpire más que yo”.

Lamentablemente, décadas de prédica consumista han hecho caer en el olvido los oficios ancestrales. Necesitamos volver a leer los manuales de las “mil industrias” y las viejas revistas “Hobby”. Y aunque resulte paradójico, Internet es el medio más accesible de esta valiosa información. Distintas páginas web, foros, chats y listas de correo permiten compartir las experiencias entre expertos e iniciados…

Se trata de volver a “hacer cosa por uno mismo”, con tecnologías que ponen a la naturaleza a trabajar para nosotros sin que se dañe, conservándola intacta para generaciones futuras. En los conocidos ensayos “Lo pequeño es hermoso” de E.F. Schumacher, y  “La vida autosuficiente” de John Seymour los autores demuestran que una economía ecológica, encarada desde nuestra propia casa, barrio y región nos permitiría desarrollar toda nuestra capacidad de iniciativa y vivir en armonía real con el medio ambiente. Esta es la filosofía de Gandhi, aquella que nos demostró que la economía era más fácil de entender de lo que pensábamos.

Que con una rueca era posible liberar al mundo.

INDUSTRIAS CASERAS. PRODUCCIÓN DE BROTES DE SOJA

Hay muchos microemprendimientos, fáciles de realizar y que requieren una baja inversión, que pueden proporcionarle un medio de vida a cualquier familia. Estas iniciativas resultan más competitivas si los emprendedores colocan parte de su producción en el Club del Trueque.

Un ejemplo es el cultivo de germinados en el interior del hogar. Los brotes de soja son muy fáciles de producir en bandejas de germinación, podría producir lo suficiente en un mes para cubrir una buena parte del presupuesto familiar.

La clave es trocar una parte en los clubes de trueque y el resto comercializarlo entre clientes particulares que aprecien la frescura y los poderes regenerativos de los brotes.

ALGUNOS BENEFICIOS DEL SISTEMA DE TRUEQUE MULTIRRECÍPROCO A LOS PROSUMIDORES* Y MICROEMPRENDEDORES

  • Mejora el nivel de vida de los usuarios, lo que contribuye a ampliar el mercado.
  • Ayuda a recuperar la potencialidad productor/consumidor.
  • Promueve la autogestión y la autosuficiencia.
  • Brinda un acceso al trabajo digno a jóvenes y personas mayores.
  • Crea nuevos puestos de trabajo
  • Propone nuevas formas de trabajo cooperativo
  • Aumenta la productividad del trabajo dando lugar a un mayor ocio que puede ser dedicado
  • a la creación y el desenvolvimiento personal.
  • No es necesario salir a buscar clientes: ellos ya están en la Red.
  • Permite incorporar cualquier nivel tecnológico a la producción.
  • Baja los requerimientos de capital
  • Disminuye la intermediación
  • Al establecer contacto más directo con el cliente, el productor tiene información de primera mano para mejorar su producto.
  • La relación cercana entre productor y consumidor baja los costos logísticos.
  • Algunas veces los miembros de un núcleo se deben dinero mutuamente.
  • El sistema de trueque Multirrecíproco facilita el cobro de deudas en especie.
  • Intercambiando una parte de su producción en la red de trueque, los microemprendedores ahorran dinero y pueden defender mejor el precio de sus productos en el mercado formal.
  • Estimula el trueque de bienes y servicios de importancia social que no integran el circuito comercial, o que no tendrían la misma demanda si se ofrecieran a cambio de dinero.
  • Cuando un productor encuentra los insumos dentro del club, disminuye el costo monetario de su producto.

* PROSUMIDOR / ES: Palabra valija acuñada por Alvin Toffler, que encierra dos palabras a la vez: PODUCTORES y CONSUMIDORES.

Así se denominan los que PRODUCEN y CONSUMEN en un mismo sistema de trueque.

Artículo Replicado de EL TRUEQUE ES VIDA Nº1, Editorial Programa de Autosuficiencia Regional S.A., pág. 5. Manual de capacitación permanente para prosumidores de la Red Global de Trueque –Argentina-

¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE NECESITAMOS DE LOS CIENTÍFICOS Y TECNÓLOGOS?

Posted in >>>Tecnologías Socialmente Apropiadas on 23 junio 2009 by nonosllamamosplata

taller-ancestralYo contestaría: necesitamos métodos y equipos que sean: suficientemente baratos de modo que estén virtualmente al alcance de todos; apropiados para utilizarlos a escala pequeña; y compatibles con la necesidad creativa del hombre.

De estas tres características nacen la noviolencia y una relación entre el hombre y la naturaleza que garantiza la permanencia. Si sólo una de estas tres es descuidada, las cosas muy probablemente irán mal. Examinémoslas una por una.

Métodos y maquinarias suficientemente baratos como para estar virtualmente al alcance de todos,

¿por qué tenemos que pensar que nuestros científicos y tecnólogos no son capaces de desarrollarlos?

Esta fue una preocupación básica de Gandhi: ” yo deseo que los millones de pobres de nuestra tierra sean sanos y felices y los quiero ver crecer espiritualmente… si sentimos la necesidad de tener máquinas, sin duda las tendremos. Toda máquina que ayuda a un individuo tiene justificado su lugar “, decía, ” pero no debiera haber sitio alguno para máquinas que concentran el poder en las manos de unos pocos y tornan a los muchos en meros cuidadores de máquinas, si es que éstas no los dejan antes sin trabajo “.

Supongamos que el objetivo reconocido por inventores e ingenieros llegue a ser, según observaba Aldous Huxley, dotar a la gente corriente de los medios necesarios para ” hacer un trabajo provechoso e intrínsecamente significativo, ayudando a hombres y mujeres a independizarse de sus patrones, de modo que se transformen en sus propios empleadores, o en miembros de un grupo autogestionado y cooperativo que trabaje para su  subsistencia y para un mercado local… este progreso tecnológico orientado en forma tan diferente (daría como resultado) una descentralización progresiva de la población, el acceso a la tierra, la propiedad de los medios de producción, el poder político y económico”.

Otras ventajas, decía Huxley, serían ” una vida humanamente más satisfactoria para más gente, una mayor y genuina democracia autogestionada y una feliz liberación de la estúpida y perniciosa educación para adultos dada por los productores de bienes de consumo masivo mediante la publicidad “.

Si los métodos y las maquinarias han de ser baratos para que la mayoría tenga acceso a ellos, esto significa que su coste deberá establecerse en relación con los niveles de ingreso de la sociedad en la que han de ser usados. Por mi parte he llegado a la conclusión de que el límite más alto para el promedio de la inversión de capital por puesto de trabajo viene dado por el ingreso anual de un trabajador industrial hábil y ambicioso.

Esto significa que si dicho obrero puede ganar normalmente, digamos, 500.000 pesetas al año, el coste promedio de establecimiento de su puesto de trabajo de ninguna manera debiera exceder de 500.000 pesetas. Si el coste es significativamente más alto, la sociedad en cuestión muy probablemente tendrá serios problemas, tales como una indebida concentración de riqueza y poder entre unos pocos privilegiados, problema cada vez más grande de ” marginados ” que no pueden integrarse en la sociedad y constituyen una creciente amenaza, desempleo ” estructural “, mala distribución de la población debido a una excesiva urbanización, frustración y alienación general con tasas crecientes de  delincuencia, etc..

El segundo requisito es la posibilidad de aplicación en escala pequeña.

Sobre el problema de la ” escala “, el profesor Leopoldo Kohr ha escrito ya en forma brillante y convincente; su importancia para la economía de la permanencia es obvia. Operaciones de pequeña escala, no importa cuán numerosas, son siempre menos propensas a causar daños en el medio ambiente que las de gran escala, simplemente porque su fuerza individual es pequeña en relación con las fuerzas de recuperación de la naturaleza. Hay sabiduría en la pequeñez, si tenemos en cuenta lo pequeño y limitado que es el conocimiento humano, que parte mucho más del experimento que de la comprensión global. El mayor peligro invariablemente surge de la aplicación despiadada, a gran escala, del conocimiento parcial, tal como lo estamos presenciando en la aplicación de la energía nuclear, de la nueva química en la agricultura, de las tecnologías de transporte y en un sinnúmero de otras cosas.

Aunque a veces son pequeñas comunidades las culpables de causar serios daños, generalmente como resultado de la ignorancia, éstos carecen de importancia si los comparamos con la devastación causada por grupos gigantescos movidos por la codicia, la envidia y la ambición de poder. Más aún, es obvio que los obreros organizados en pequeñas unidades tendrían mejor cuidado de su pedazo de tierra u otra fuente de recursos naturales que compañías anónimas o gobiernos megalómanos que se engañan a sí mismos creyendo que el universo es su cantera legítima.

El tercer requisito es tal vez el más importante de todos: que los métodos y las maquinarias dejen amplio lugar para la creatividad humana. Durante los últimos 100 años nadie ha hablado más insistente y admonitoriamente sobre este tema que los pontífices romanos. ¿Qué queda del hombre si el proceso de producción “elimina del trabajo todo atisbo de humanidad haciendo de él una mera actividad mecánica “? El obrero mismo se transforma en el remedo de un ser libre.

” El trabajo físico (decía Pío XI) que aún después del pecado original fue decretado por la Providencia para el bien del cuerpo y del alma del hombre, en muchos casos se ha transformado en un instrumento de perversión; mientras la materia muerta sale mejorada de la fábrica es precisamente allí donde los hombres son corrompidos y degradados “.

El tema es tan amplio que no puedo hacer más que tocarlo muy someramente. Por encima de todas las cosas hay necesidad de una adecuada filosofía del trabajo que lo entienda no como lo que ha llegado a ser, una tarea inhumana a ser reemplazada tan pronto como sea posible por la automatización, sino como algo ” decretado por la Providencia para el bien del cuerpo y del alma del hombre “. Después de la familia, son el trabajo y las relaciones establecidas por el trabajo los que representan el verdadero fundamento de la sociedad. Si los fundamentos son inseguros, ¿cómo podría ser segura la sociedad? Si la sociedad está enferma, ¿cómo podría dejar de ser un peligro para la paz?.

” La guerra es un juicio -decía Dorothy L. Sayers- que se precipita sobre las sociedades cuando éstas han estado viviendo de acuerdo a ideas que se oponen violentamente a las leyes que gobiernan el universo… jamás pensemos que las guerras son catástrofes irracionales: las guerras ocurren cuando formas erróneas de pensar y de vivir conducen a situaciones intolerables “.

Desde un punto de vista económico, nuestra equivocación básica consiste en vivir alimentando sistemáticamente la codicia y la envidia, construyendo así un orden de deseos totalmente ilegítimos. Es el pecado de la codicia el que nos ha arrojado en las poderosas garras de la máquina. Si la codicia, asistida eficazmente por la envidia, no fuese la maestra del hombre moderno, ¿cómo puede ser que la locura del economismo no se reduzca en tiempos en que se obtienen más altos ” niveles de vida ” y son precisamente las sociedades más ricas las que persiguen ventajas económicas con absoluta voracidad? ¿Cómo podríamos explicar el rechazo casi total por parte de los que dirigen las sociedades ricas (estén éstas organizadas en empresas privadas o en empresas colectivas) del esfuerzo común hacia una humanización del trabajo? Basta que se diga que algo reducirá el ” nivel de vida ” para que toda posibilidad de debate desaparezca de inmediato.

El hecho de que ese trabajo que destruye el alma carece de sentido, es mecánico, monótono y embrutecedor, constituye un insulto para la naturaleza humana y produce necesaria e inevitablemente escapismo o agresión, y el hecho de que ninguna cantidad de ” pan y sin pago ” puede compensar por el daño causado son cosas que nadie niega ni reconoce, pero son admitidas con una inquebrantable conspiración de silencio, porque negarlas sería demasiado absurdo y reconocerlas condenaría la preocupación central de la sociedad moderna como un crimen en contra de la humanidad.

El olvido, y aún el rechazo, de la sabiduría ha ido tan lejos que la gran mayoría de nuestros intelectuales no tienen ni siquiera una remota idea acerca del significado de la palabra. En consecuencia, están siempre tratando de curar una enfermedad por medio de la intensificación de sus propias causas. La enfermedad proviene de reemplazar la sabiduría por la técnica y ninguna dosis de investigación técnica parece ser capaz de producir una curación efectiva. Pero, ¿qué es la sabiduría? ¿Dónde se puede encontrar? Aquí llegamos al corazón del problema; podemos leer acerca de ella en numerosos publicaciones pero sólo puede ser encontrada dentro de uno mismo. Uno tiene que liberarse primero de maestros tales como la codicia y la envidia para estar en condiciones de encontrarla. La tranquilidad que sigue a la liberación, aunque sólo sea momentánea, posibilita una percepción de la sabiduría que no puede ser obtenida de otra manera.

Ella nos permite ver el vacío y las insatisfacciones de una vida dedicada básicamente a la obtención de fines materiales, con detrimento de lo espiritual. Tal vida necesariamente enfrenta al hombre contra su prójimo y a las naciones entre sí, porque las necesidades del hombre son infinitas y la infinitud puede ser alcanzada sólo en el reino de lo espiritual, jamás en lo material. El hombre necesita, sin duda, elevarse por encima de este aburrido ” mundo ” y la sabiduría le muestra el camino para hacerlo. Sin sabiduría el hombre se ve obligado a construir una economía monstruosa que destruye el mundo y a buscar afanosamente satisfacciones fantásticas, como la de poner un hombre en la luna. En lugar de conquistar el ” mundo ” caminando hacia la santidad, el hombre trata de conquistarlo ganando prestigio en riqueza, poder, ciencia o incluso en cualquier ” deporte ” imaginable.

Éstas son las causas de la guerra y es puramente quimérico tratar de sentar los fundamentos de la paz sin eliminar primero aquellas causas. Es doblemente quimérico el construir la paz sobre fundamentos económicos que, al mismo tiempo, descansan sobre el fomento sistemático de la codicia y la envidia, fuerzas que verdaderamente sumergen al hombre en un estado de conflicto.

¿Cómo hacer para comenzar a desmantelar la codicia y la envidia? Tal vez comenzando a ser menos codiciosos y envidiosos nosotros mismos, o evitando la tentación de permitir que nuestros lujos se conviertan en necesidades y por un sistemático análisis de nuestras propias necesidades para encontrar la forma de simplificarlas y reducirlas. Si no tenemos fuerzas para hacer ninguna de estas cosas, ¿podríamos, por lo menos, dejar de aplaudir el tipo de ” progreso ” económico que adolece de falta de bases para la permanencia y a la vez dar nuestro apoyo, por modesto que sea, a quienes no teniendo temor de ser tildados de excéntricos trabajan por la noviolencia como ecólogos, protectores de la vida salvaje, promotores de la agricultura orgánica, productores caseros, etc.?

Un gramo de práctica es generalmente más valioso que una tonelada de teoría.

Se necesitarán muchos gramos, sin embargo, para sentar los fundamentos económicos de la paz.

¿Dónde puede uno encontrar las fuerzas necesarias para seguir trabajando en medio de perspectivas tan obviamente negativas? Es más, ¿dónde puede uno encontrar las fuerzas para vencer la violencia de la codicia, la envidia, el odio y la lujuria dentro de uno mismo?.

Pienso que Gandhi ha dado la respuesta: ” hay que reconocer la existencia del alma aparte del cuerpo y su naturaleza permanente, y este reconocimiento debe representar una fe viva. En última instancia la noviolencia de nada sirve a aquellos que no poseen una fe viva en el Dios del Amor “.

Fragmento del libro “Lo pequeño es hermoso” de E. F. Schumacher.

FABRICACIÓN DE JABÓN CASERO

Posted in >>>Tecnologías Socialmente Apropiadas on 21 junio 2009 by nonosllamamosplata

Jabones-desmoldadosEs muy fácil reciclar el aceite usado de la cocina para fabricar un excelente jabón para uso doméstico.

El jabón ya era utilizado desde el año 2.800 a.C De esta época data un material jabonoso encontrado en unos cilindros de arcilla durante una excavación arqueológica en la ciudad de Babilonia. En estos cilindros había unas tallas que describían el proceso de hervir las grasas con ceniza, método ancestral de fabricación de jabón.

Durante la edad media el jabón era un artículo muy caro, por lo que su empleo era limitado. Recién en el siglo XIX que se difundió el uso del jabón en Europa y luego en el resto del mundo.

Tanto los jabones de baño como los detergentes parten de la misma base, la diferencia está en que los jabones se fabrican a partir de sustancias naturales, como grasas animales y vegetales, mientras que los detergentes se elaboran a partir de materias primas sintéticas. El jabón es básicamente una sal obtenida de las grasas, que resulta soluble en el agua. La saponificación es la reacción de una solución alcalina con las grasas animales y vegetales (sebo y aceites)

¿Por qué hacer jabón?

Porque el aceite que sobra en el hogar y se tira por el fregadero termina

en nuestros ríos. Una vez allí forma una película que no permite la oxigenación y destruye peces y plantas acuáticas.

Un litro de aceite contamina 50.000 litros de agua.

Materiales que hacen falta para fabricar jabón:

· Aceite comestible usado de cualquier clase: soya, girasol, semillas, oliva. etc. Hay que pasarlo por un colador muy fino para quitarle las impurezas.
· Una caneca grande (25 litros)
· Palo de madera para revolver.
· Moldes de plástico o de icopor.
· Agua.
· Soda cáustica. (Diablo rojo).
· Sal común.
· Medio vaso de jabón lavaplatos para dar aroma.

CÓMO HACER EL JABÓN CASERO:

1.- Guardar el aceite usado hasta juntar dos litros y medio.

2.- Llenar una caneca con dos litros y medio de agua. Para fabricar jabones de colores se puede añadir al agua colorantes de repostería.

3.- En un ambiente ventilado y con la ayuda de un palo, diluir en el agua medio kilo de soda cáustica y un puñado de sal. Se producirá una reacción química (calor) que requiere algunas horas hasta que se enfríe . La soda cáustica es un material que daña la piel si se pone en contacto directo con ella. Por eso es recomendable utilizar guantes y lentes protectores.

4.- Se vierte lentamente el aceite sobre la mezcla líquida revolviendo en forma permanente (siempre para el mismo lado, porque de lo contrario se puede “cortar” el jabón). Si quiere hacer jabón con esencias añada hierbas aromáticas u otros tipos de aromas naturales (Vainilla, etc.).

jabon1

5.- Cuando la mezcla se espesa, se echa en los moldes y se deja endurecer durante varios días. Si tiene ansiedad por ver como salen los jabones puede acelerar el proceso colocando algunos en el congelador.

6. Se sacan los jabones de los moldes. También se puede echar la mezcla en una bandeja grande. Se la deja reposar y antes de que se quede totalmente dura se corta en pastillas. Para que resulte más cómodo despegar los moldes se los puede enharinar o cubrir con aceite.

¿QUE SON LAS TECNOLOGIAS SOCIALMENTE APROPIADAS?

Posted in >>>Tecnologías Socialmente Apropiadas on 21 junio 2009 by nonosllamamosplata

El concepto de tecnologías socialmente apropiadas encierra dos aspectos complementarios inseparables. Por un lado apropiadas a las necesidades totales de los grupos sociales y no en beneficio de las minorías que se las apropian. Y por otro lado socialmente apropiadas, es decir descentralizada y comprensible de manera que el control directo facilita zafar de la alienación y reivindica el derecho a formas de participación en la definición de las condiciones materiales de vida social.

Tecnologías y Estructura Social Apropiadas.

Ruben G. Prieto. Comunidad Nº 47.